Crean una piel electrónica que puede sentir dolor como la piel humana

Crear piel artificial es algo que hemos escuchado durante muchos años. Incluso hay varios proyectos de desarrollo que han intentado añadir cierta sensibilidad a este tipo de piel artificial.

El nuevo hito proviene de un grupo de investigadores de RMIT que han logrado desarrollar una piel artificial electrónica que detecta el dolor.

Esta piel está hecha de componentes electrónicos delgados equipados con sensores de presión, así como revestimientos sensibles a la temperatura y una celda de memoria que funciona de manera similar a un cerebro.

Otro detalle sorprendente es que, esta piel ha logrado alcanzar un alto nivel de sensibilidad que incluso le permite diferenciar entre un dolor leve como un pinchazo y un dolor más profundo.

Compartir esta noticia