Policía acusado de la muerte de Javier Ordóñez intentó quitarse la vida

Policía acusado de la muerte de Javier Ordóñez intentó quitarse la vida en el búnker de la fiscalía; sin embargo, hay indicios de que puede ser una estrategia de defensa y no un trastorno real.

El patrullero, apenas fue capturado, presentó sospecha de trastornos mentales por los que se solicitó que lo examinara un especialista. Tras el anterior intento de suicidio, Rodríguez fue trasladado a la clínica policial y luego trasladado a una clínica especializada en psiquiatría y psicología en el norte de la ciudad (donde sigue siendo vigilado).

El abogado de Rodríguez presentó un certificado médico que le diagnostica una presunta artritis degenerativa que, según su defensa, imposibilitaría que el expatrullero asesinara a golpes a Javier Ordóñez cosa que no es notoria en el video, pues el patrullero se movió sin dolor aparente.

Compartir esta noticia